EBRU “Pintar sobre el aqua”

EBRU “El sueño del Agua”

El arte de vetear en el papel, el ‘ ebru ‘ en turco, es una forma decorativa tradicional que emplea métodos especiales. La palabra ‘ ebru ‘ viene de la palabra persa ‘ ebr, ‘ que significa ‘ nube.’

La palabra ‘ ebri ‘ entonces desarrollada de esto, asume el significado ‘ como una nube ‘ o ‘ nublado, ‘ y fue asimilada en Turco en la forma ‘ ebru.’  El vetear da realmente la impresión de nubes.

Aunque no se sabe cuando y en qué país fue llevado el arte de vetear, no hay duda que es un arte decorativo peculiar a los países del este. Un número de fuentes persas divulgan que primero emergió en la India.

Fue llevado de la India a Persia, y de allí a los otomanos.  Según otras fuentes, el arte de vetear fue llevado a la ciudad de Bukhara en Turkistan, encontrando por los otomanos en Persia.  En occidente, el ‘ ebru ‘ se conoce como ‘ papel turco.

COMO SE HACE EL EBRU

El vetear el papel es una de las  formas más agradables del arte, aunque requiere una gran paciencia. Lo primero es seleccionar el papel conveniente, pues no todo el papel puede ser utilizado.  El papel necesita poder secarse y  absorber la pintura a fondo.  Los amos de la caligrafía, en épocas anteriores, prefirieron escribir en lo que era conocido como papel ‘ vestido ‘, aquel que había tenido una mezcla de  maicena y  clara de huevo frotada sobre su superficie.  Muchos médicos de la época que veteaban, prefirieron el papel crudo, ‘ desnudaron ‘ el papel puesto que la versión ‘ vestida ‘ no absorbió bien la pintura.

Una bandeja grande, ancha, baja y generalmente rectangular es necesaria para la práctica de vetear.  Una clase de goma blanca obtenida del vástago de la planta del tragacanto se mezcla en un tazón de fuente con agua en proporciones específicas.  Diversas sustancias, tales como tubérculos de la orquídea, lino o semillas y kerosen sacados del membrillo se pueden utilizar en vez de la goma del tragacanto.  La mezcla se deja reposar durante 12 horas y se revuelve de vez en cuando.  La goma se disuelve eventualmente, y la mezcla viene a adquirir la consistencia de la boza, una bebida gruesa hecha del mijo fermentado.

En el próximo paso la pintura para vetear está preparada en tazas pequeñas.  La pintura que va a usarse debe ser  molida muy finamente, y no debe ser una de esas pinturas vegetales o químicas que no se disuelvan en agua.  Después de que la pintura se haya disuelto en agua en las pequeñas tazas, dos cucharadas de un  café de rozadura fresca se agrega.  La puntería detrás de este procedimiento es evitar que la pintura finalmente molida se hunda al fondo y asegurarse de que flota en la superficie.  Las pinturas de los varios colores preparados de este modo entonces son extendidas y finalmente vaciadas en la bandeja.

La pintura se aferra en la superficie en los recipientes pequeños, que después se mezclan o se separan por medio de un palillo de madera, dando lugar a diseños que sorprenden y fascinan.  Los diseños específicos se pueden también crear según los deseos del artista.  El papel especial puesto sobre estos diseños es levantado a un lado unos 5-10 segundos después, de la misma manera en la que uno va dando vuelta a las páginas de un libro, sosteniéndolo por dos bordes y teniendo cuidado de no manchar la pintura.  El papel se deja para secarse en un lugar conveniente, los revestimientos laterales pintados ascendentes.  De esta manera, los diseños con millares de detalles y los colores emergen.

Si el artista desea poner la escritura o un adorno entre éstos diseños, él emplea otro método.  La escritura o el adorno se dibujan o se rasguña sobre el papel.  Un instrumento agudo se utiliza para cortarla hacia fuera, y éstos entonces están fijados sobre el papel que vetea con un pegamento fino.  El papel entonces se pone sobre la pintura en la bandeja según lo descrito arriba.  Después de que el diseño que veteaba en el papel se haya secado, los patrones que se han pegado finos sobre el papel se quitan, saliendo de un espacio vacío.  Este método fue descubierto por la caligrafía y el principal exponente de los veteadotes fue Necmeddin Okyay (1883-1976), por lo cual esa manera de vetear especial, se conoce como ‘ vetear de Necmettin.’  Hay varias variedades de vetear, tales como las llamadas ‘ de gran tamaño, ‘ ‘peinado ‘ y ‘ florecido.’

Más información sobre el Ebru aquí…

Más información sobre los talleres de Ebru aquí…

Fuente: Fundacion Umran-  http://fundacionumran.com.py/umrania/?p=284